escrituras.indie es un medio alternativo para la libre difusión de literatura y arte independiente | un espacio pensado para que escritorxs y artistas compartan y difundan su trabajo | todo nuestro contenido se comparte bajo una licencia creative commons 3.0

0 comentarios
Una experiencia multisensorial y una muestra de maestría para hacer de una pieza teatral una aventura de escalada, la ascensión como rito de conocimiento, el teatro como fuente de recursos para la imaginación y la materialización del ingenio.  

por Nadia Sol Caramella



Baja el telón, comienza la obra, hace frío. Cuando salís a la calle ese frío toma otro matiz pero eso pasa después, al final. La realidad se presenta como una montaña gigante, llegan alto los que la contemplan. 

Himalaya, la última creación de Juan Fiori, habla de la ascensión a esa montaña, que podría ser la vida, Manaslu o cualquier montaña, lo importante es remitirse al deseo de subir tanto como se pueda y la puesta en duda de ese supuesto, su costado alegórico. Esta obra trata temas difíciles y hondos con humor, pero con la tensión del drama que también subyace en el grotesco. 

Hay un idioma para cada cosa, para cada necesidad, Himalaya encuentra la forma de encausar ese dialogo entre la fantasía, la realidad y la metáfora. El mérito no es solo de la narrativa de la obra, que se destaca por el cambio de escenas, todo pasa muy rápido, sin embargo el espectador sigue el hilo de lo que ocurre, porque del otro lado tensan la cuerda hasta llevarnos a la ascensión de la montaña en los ochenta minutos que dura la experiencia.  

El espacio parece reducido, pequeñísimo, pero a medida que avanza la acción el espacio se abre, se cierra, se transforma, cambia. Uno de los más valiosos hallazgos de esta pieza teatral: una escenografía que sugiere, no condiciona y, sin embargo, hace tangible ese campamento de escaladores y Manaslu, que hasta el final de la obra, imaginamos en el horizonte. Solo le bastan a Federico Dirrheimer y Juan Fiori, un par de lonas grises y ahí están las montañas blancas de hielo, que también son amenaza y tormenta. El futuro interrumpido, por la ansiedad típica de ser humano ante todo.

El conflicto es subterráneo y aunque explote en la cara del espectador se juegan otras cosas más del inconsciente, un formato interesante para explorar en la metáfora de altura la intimidad más honda de quién mira. Una buena apuesta teatral, que logra un cometido titánico: recrear para el público porteño el frío del Himalaya, acompañando esa experiencia de una formidable puesta escenográfica y sonora, la ascensión es la alegoría, el frío glaciar, la realidad. 

funciones
domingos 18hs
Ladran Sancho (Guardia vieja 3811) 
0 comentarios
ilustración de Vesna Bukovec


¿Dónde están los perros en Ljubljana?

¿Dónde están los perros en Ljubljana?
¿Dónde están sus aullidos por la noche?
Uno, que responde a otro
en un lamento animal
que perturba el silencio.
¿Dónde están los perros en Ljubljana?
Apenas vi dos
que paseaba una señora por la plaza
y fue eso lo que me hizo pensar en su ausencia.
¿Dónde están los perros en Ljubljana?
¿Dónde sus ladridos para alertar?
Parece que nadie está alerta,
que se pasean por las calles
y yo soy alguien ajeno
a ellos.
Tan ajeno como los perros
que abandonaron Ljubljana.
Tal vez fueron reemplazados
por los conductores
que ceden el paso
aún cuando el semáforo marca rojo
y yo busque adelantarme al trote.

¿Dónde están los perros en Ljubljana?
Sólo encuentro un río
-un par de veces me dijeron su nombre
y no logro recordarlo-.
¿Es ese río el refugio de los perros eslovenos?
¿Flotan sobre el agua sus espíritus en dos patas?
¿Se hunden hasta el fondo en una jauría marina?
Nadan mis dudas sobre los perros por el río que atraviesa Ljubljana
y todo es silencio con sus quejas apagadas.

¿Dónde están los perros en Ljubljana?
Por la noche, sin dormir, a las dos de la madrugada
con la tormenta que me recibe
y baña mi insomnio de diferencia horaria,
sólo me queda revolverme bajo una frazada
con la duda presente pero que no llega a mostrarse,
sin los perros atemorizados por los truenos
¿Dónde están los perros en Ljubljana?
Tal vez ellos han sido los derrotados
en una guerra que ya tiene veinte años,
tal vez su silencio y su ausencia
sea una queja,
sea un homenaje.


Filosofska Fakulteta, 30/06/2014


En el reflejo de lo que vemos

Un haiku…largo y extenso, incompatible a todo haiku, inentendible y hermético, que no entiendan para qué se hizo
una banda de indie que se llame The last ten minutes of Pinedo’s presidence
un poeta genial, idolatrado, heroico, hincha de Chaca y empleado de un ministerio
una editorial independiente, antisistema, under, reventada y con subsidios del gobierno
una novela necesaria, esperada, espléndida, con un prosa fluida y sesenta páginas para ser premiadas
un gordo anarcopunk, skater, de más de treinta y que adore el anime
una familia bien nacida, patriótica, los domingos en cerveza y deudas por comprar la tele pantalla plana de tantas pulgadas que no entra en su casa
un gurú insolente, milagroso, que amplía las mentes, organiza orgías, reparte caramelos ácidos y anda en franciscanas, en su quinta de Beccar llena de seguidores iluminados
un poster gigantesco, a todo color, enmarcado de Mad max: The road warrior en el cuarto de un ingeniero civil fumón y new age
un contrato millonario, que produce cataratas de baba, fama, groupies, fiestas con merca entre jorobas de camellos por adaptar tu cuento largo a peli próximo éxito del verano

Un futuro soñado, en stereo, con vida útil contada y una realidad de pedos de colores

un poema, ni siquiera eso, un verso, un verso sin exhibicionismo que sea el último refugio


| sobre el autor |

Arraigada, Pablo

Nació en San José, Entre Ríos, en 1985. Intento de ensayista, se siente raro cuando lo definen poeta y sufre mucho para terminar sus cuentos. Licenciado en Letras (UBA), ha participado en antologías de poesías y narrativa breve.  Es co-editor de A pasitos del fin de este mundo. 
0 comentarios

Micro-excursiones es un cuestionario que va en busca de músicos y compositores, con el fin de conocer sus ficciones personales. Es una adaptación, algo transgredida, del cuestionario Proust. Las preguntas son simples e impersonales, pero a la vez pretenden ser un disparador. Es el primer cuestionario en donde las preguntas no importan. El merito y la inventiva corre por cuenta de los músicos.



[Auto-semblanza]

Banda de amigas que les gusta tocar, bailar y divertirse y que llevan 1 año y medio en esa onda. Punk Rock Surf Rockabilly Pop y lo que pinte.

1. ¿Qué condiciones se tienen que dar para que empieces a componer?
Que los planetas se alineen y q alguna de nosotras nos pase algo significativo 

2. ¿Cuál es tu héroe o antihéroe de ficción favorito? 
Cada una tiene el suyo pero como soy yo la que escribo digo Sonic 

3. ¿Qué talento desearías tener?

Atravezar paredes

4. ¿Cuál es tu posesión más atesorada?

Mi instrumento musical

5. ¿Cuál es para vos la manifestación más clara de la miseria?

Los huesos

6. ¿Cuál es la cualidad que aprecias más en los seres humanos?

La humildad

7. ¿Cuál es habitualmente tu estado mental?

Estress Laboral

8. ¿Cuál es tu idea de felicidad?

Viajar

9. ¿Cuál es tu mayor miedo?

Que se mueran mis padres

10. ¿Cuándo y dónde fuiste más feliz?

En mi casa cuando volvió mi  gato después de muchos días

11. ¿Qué canción que hayas escuchado últimamente te hubiera gustado componerla vos?
Todas las de las Bistecs

12. ¿Qué canción que hayas incluido en un disco o interpretado en vivo no volverías a tocar? ¿Por qué?

Mexico porque no nos gusta la letra

13. ¿Cuál es el peor disco de la última década?

El de algún niñito mimado

14. ¿Qué libro te hace sonreír?

It el payaso

15. Si sufrimos un ataque de Godzilla y tenés la oportunidad de salvar de sus garras a una banda o músicx, ¿a quién salvarías?

A Bjork

16. Si después de muerto volvés convertida en zombie ¿a quién morderías primero? 

A Macri

17. En tu último disco ¿encontraste la forma justa de expresar lo que querías?

Si, muy. 


[Contacto]
Instagram: las_ex

0 comentarios
Sobre las nuevas formas de escenificación de la poesía: Una habitación así de la Compañía La Sombra y El encuentro de Grau Hertt.

Por Juan Manuel Corbera

foto: Guillermo Monteleone


"Ya todo el under ha pasado por esta obra" me dijo Guadi, viajera de mil caminos. Asentí, pues hasta cierto punto no era exagerado afirmar tal cosa. Tres o cuatro personas de distintos sectores de eso que llamamos 'under' y podríamos denominar más formalmente como escena poética local, me habían recomendado esta obra. Todos hemos estado atentos (habiendo asistido o no) al desenvolvimiento que tuvo Una habitación así. Según sus creadoras, Compañía La Sombra, es una breve pieza teatral intervenida con poesía. Más me satisface pensarla como una puesta en escena que plantea introducir el registro poético en el registro teatral: infiltrar airosamente poemas, con sus respectivos autores (dato no menor), dentro de una construcción dramatúrgica. Están ahí, dos actores excelsos trabajando en paralelo a dos de los mejores poetas de esta generación: Rita Gonzalez Hesaynes y Fernando Bogado (ambos editados en la colección EXPANSIVA 2017 de difusión a/terna ediciones). Cada cual haciendo lo que sabe hacer mejor, sin interferir, para bien o para mal, con la construcción del otro.

El encuentro (2016)
El año pasado habíamos visto un cruce que guardaba algunas similitudes: El encuentro, obra dirigida por Grau Hertt, una de las dos cabezas de la editorial Nulú Bonsai. El encuentro constaba de siete poetas que recitaban acompañadas de dos instrumentalistas de música de cámara y unos visuales tras ellas que también contenían segmentos de un cortometraje con una protagonista también mujer. Cada una de las poetas entraba a escena, recitaba mientras el cello y el piano le hacían coro, y luego procedían a irse para que la siguiente pasara. Se hacía en un teatro, no en un bar, como suelen ser la mayoría de las lecturas de poesía. Pero, a diferencia de Una habitación así, Hertt solo hizo dos funciones (aunque hay rumores de que habrá, y ojalá sea así, una tercera este año), de las cuales la segunda fue en un espacio menos propicio al silencio y la atención y algo más propenso a la circulación de gente, el "Living Público", gran ciclo itinerante que llevan a cabo hace años desde Nulú Bonsai.


Una habitación así (2017)
Rita Gonzalez Hesaynes aparece en ambas, y aunque en Una habitación así la elección musical haya sido el jazz y en el fondo en vez de visuales había una escenografía de corte más tradicional, las dos obras nos muestran un prometedor avance del circuito poético hacía el lenguaje del teatro. Y no solo por los poetas en escena, sino por ser dos ejemplos de una búsqueda que si bien nos puede remitir a las teatralizaciones poéticas de los 80's y 90's que se congregaban entorno al Centro Parakultural en definitiva renueva la apuesta para todo aquel que organice eventos que incluyan o giren alrededor de la poesía. Cada cual explota los recursos de la teatralidad en mayor o menor medida, pero el hecho de que, como me señalaba Guadi, todo el under haya pasado por esta obra, nos marca un hito que tanto creadores como espectadores estaremos obligados a tener en cuenta al volver, una vez más, a las lecturas de poesía de siempre.


funciones |

Viernes 14 y 21 de abril, 21hs.
Espacio Sísmico: Lavalleja 960
Entrada: $110/$130 
1 comentarios







| sobre la autora |

Victoria Renzo nació el 19 de mayo de 1993 en Buenos Aires, Argentina.
Es egresada del Instituto Vocacional de Arte (2011) y del I.S.F.A. Manuel Belgrano (2014), artista visual y profesora.
Algunas de sus muestras realizadas son: "Tránsitos" en Umbral Espacio de Arte (2014) y "Aurora" en Espacio Y (2017).
Su búsqueda estética de este último tiempo estuvo basada en el lenguaje expresivo del color. La serie realizada durante el 2016 se caracterizó por su paleta de colores pasteles, sus fondos planos y su relación con la infancia.
0 comentarios




|sobre la publicación|

Bolena Zine nació inicialmente como un medio de catarsis para un grupo de chicas y sus ansiedades. A falta de terapia, Laura Camargo empezó a hacer collages y a escribir por las noches acerca de asuntos como el consumismo, la depresión y los dilemas de género. Luego empezó a mostrar algunas de esas creaciones a algunas amigas (Magalí Huarte, Giovanna Favro y Julia Sarasa) y decidieron entonces publicar en conjunto una revista artesanal hablando de esos temas, cada una desde su perspectiva y valiéndose de fotografías, dibujos y diferentes tipos de textos, como cuentos y poemas. En cada edición se van sumando diferentes colaboradores, Laura hace las veces de editora e incluye también material propio y para el lanzamiento de cada número, las chicas organizan un evento con música y lecturas en vivo.

|contacto|

Bolena zine en Fb
0 comentarios

HUÉRFANA
A Georg Trakl

Padre,
La noche está herida, gime como un animal
Y las huestes del tiempo huelen mi miedo.
En la superficie oscura los cántaros se parten
Derramando la sangre de los pájaros.

En la aldea de la huérfana,
Los niños se marchitan ante la voz de un dios sodomita.

La niña viento
Busca dormir en los campos.
Oye cómo los ángeles lloran desplumando sus alas
En un sacrificio de amor.

Hay un lugar en tus ojos, padre,
Donde las lámparas de aceite alumbran,
Cubres con hojas de otoño mi desnudez
Y el agua se tiñe de luna

La huérfana danza en los negros arbustos
Que coronan tu frente.

Padre
Mi cuerpo rueda en el campo de rastrojos
Mientras la lluvia negra comienza a caer.*

Desde la tumba, padre,
La novia del viento nos cantará a los dos.

Padre,
Detrás de mí
Los dementes muertos hieden.
Asaltaré el bosque
Para buscar a la huérfana y a la hermana que perdiste.

Padre, lloverás siempre en mis ojos…

 Llora la huérfana,
           La huérfana
                Es mi espejo

Padre, arroja mi cuerpo a las parcas
Para que tejan la nueva humanidad con mi carne.

*Referente a un verso del poema De Profundis de Georg Trakl.


LAPSUS
“el azul es la luz que yace en el interior de lo oscuro” 
M.H.

Despídete del sol mientras se desmaya sobre el agua
                                                                            El mar es más azul por la noche

Corté la cabeza de varias sirenas
Y nada me mostró el oráculo
Sólo brotaron algas de sus gargantas,
Y peces bicéfalos que amenazaron arrebatarte de mi lado.

                                                                             Luz escondida bajo las aguas

Lo apacible
(dejó de existir)
Lo femenino
(soy yo)
Lo pálido
(la difunta yo)
Lo humano
(mi carne)
Lo mortal
(el cuerpo)
Lo oscuro
(el corazón)
Lo dorado
(el sol)
Lo viril
(otra vez el sol)
Lo hostil
(tu recuerdo)
Lo extraño
(yo también)
Lo soñado
(el mar)
Lo sufrido
(el amor)
La muerte,
La muerte es inocente
Más inocente que un no nacido
Ella
Asiste de mi mano al funeral del sol
El mar guardará la ceniza de mi voz
El mar guardará al sol de la muerte
El mar guardará a la muerte del sol
                         El mar
Esconderá
                            Mi luz.


SOBRE EL SUEÑO

Todavía conservo un pedazo del territorio perdido
Las murallas mohosas que levantó la guerra
Los campos arados
Donde sembraron cabezas de niños celestes.
Todavía conservo, mis manos deshabitadas de pájaros,
Mi ombligo como recordatorio constante de una tumba
Donde solo brota mala hierba.
Conservo, mis senos intactos para mantener el equilibrio del mundo,
El corazón del sol
El cielo rojo teñido por las bocas de las mujeres que no soportaron el castigo del clero.
Todavía conservo, la violencia del mar en mi lengua
Un espíritu decantado en las olas,
El grito del hombre roto.
Conservo, una rótula partida que suelta esporas de luz
Y a los elefantes que acarician huesos secos y lloran.
Conservo también unos ojos que me sirven como puerto
Donde me anclo, y me sueño desvanecida
Hasta que llega la bruma lenta del despertar.


|sobre la autora|

Cristina Pavón Burbano (Ecuador, 1991)

Periodista cultural.  Varios de sus poemas fueron publicados en las antologías: Polución (Ecuador, 2013), 90 Revoluciones (Ecuador, 2015), Tea Party 4 (Chile, 2015), Silvestres y Eléctricas (Chile, 2015) también, en las revistas PataSalada, Matapalo (Ecuador), Mutantres (Perú) y el blog Eterna Cadencia (en Argentina).
0 comentarios

[Micro-excursiones] es un cuestionario que va en busca de escritores, con el fin de conocer sus ficciones personales. Es una adaptación, algo transgredida, del cuestionario Proust. Las preguntas son simples e impersonales, pero a la vez pretenden ser un disparador. Es el primer cuestionario en donde las preguntas no importan. El merito y la inventiva corre por cuenta de los escritores.




[Autosemblanza

Nací en La Plata el día que comenzó el mundial 86. Soy novelista de obras propias y traducidas.

[Micro-excursiones]

1. ¿Qué condiciones se tienen que dar para que empieces a escribir?
Buena luz. Una silla baja. Una computadora fiel. Y no estar triste.

2. ¿Cuál es tu héroe o antihéroe de ficción favorito?
Batman. Como dijo Frank Miller: “Batman es una pieza irrompible de la ficción. Es un diamante. Lo podés tirar contra la pared, lo podés presionar con una fuerza enorme, y no se va a romper. Siempre funciona. Es Batman”. Pero por alguna razón siento que Batman no cuenta porque está más allá de todos. Así que me quedo con Hazel, el protagonista cojo de Watership Down. Imposible leer ese libro y no salir transformado.

3. ¿Qué talento desearías tener?
Me gustaría saber tocar la armónica. Lo intenté de chico; quizás lo intente de nuevo. El talento es para los impacientes y para los talentosos.

4. ¿Cuál es tu posesión más atesorada?
Una tetera verde que me regaló mi abuela cuando me mudé solo, que de tan moderna parece antigua.

5. ¿Cuál es para vos la manifestación más clara de la miseria?
Menospreciar de grande al autor de un libro que te encantó de chico.

6. ¿Cuál es la cualidad que apreciás en los seres humanos?
El agradecimiento, el sincericidio y la habilidad de comer con las manos.

7. ¿Cuál es habitualmente tu estado mental?
Construyendo novelas, una o dos a la vez. Escribir es un dispositivo contra el aburrimiento y hasta ahora nunca se le acabó la batería.

8. ¿Cuál es tu idea de felicidad?
El camarote de un barco en el que no me hagan trabajar, lleno de libros y frazadas.

9. ¿Cuál es tu mayor miedo?
Seguir escribiendo en veinte años lo mismo que estoy escribiendo ahora.

10. ¿Cuándo y dónde fuiste más feliz?
Es difícil elegir un único momento, pero tengo especial aprecio por una noche volviendo de Barcelona con mi familia, Atahualpa Yupanqui en el estéreo del auto, después de haber conocido en persona a Paco Porrúa.

11. ¿Qué libro que hayas leído te hubiera gustado escribirlo vos?
Una respuesta válida sólo debe incluir los libros que efectivamente podría haber escrito yo. ¿Qué se yo de cetología como para escribir Moby Dick? Pero en teoría podría haber escrito Cementerio de animales. En teoría, Marge.

12. ¿Cuál es el peor libro de la última década?
El tuyo.

13. ¿Qué texto (cuento, poema o libro) no volverías a publicar? ¿Por qué?
Soy esa calavera en medio del desierto que grita NO ME ARREPIENTO DE NADA.

14. ¿Qué disco te hace sonreír?
Sólo escucho música que me haga llorar, al igual que Schubert. Pero vamos con La flauta mágica de Alvy, Nacho y Rubin y Los campos magnéticos de Wolfgang Amadeus Mozart.

15. Si sufrimos un ataque de Godzilla y tenés la oportunidad de salvar de sus garras a una banda o músico, ¿a quién salvarías?
A Santi Motorizado: sé que la experiencia de la catástrofe le sería inspiradora. Después dibujaría a Godzilla en la tapa de un disco. Además es de Gimnasia como yo.

16. Si después de muerto volvés convertido en zombie ¿a quién morderías primero?
A mi primera novela.

17. En tu última obra ¿encontraste la palabra justa para decir lo que querías?
Sí, pero está rodeada de las palabras equivocadas.

[Contacto]
martinfelipecastagnet @ gmail.com